Estudios demuestran que el 30% de la energía utilizada en una casa, se consume en forma innecesaria. La iluminación de una vivienda es aproximadamente el 11% de la factura de la luz. Apagando las luces que no necesitas, comenzarás a ahorrar enseguida, y ampliarás la vida de las bombillas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*